El Ejecutivo, a propuesta del Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha aprobado tres anteproyectos de ley para adaptar la legislación española a la normativa europea con el objetivo de poder intercambiar información de antecedentes penales y de resoluciones judiciales penales en el ámbito de la Unión Europea.