La Comisión Europea acaba de publicar un Informe que revela que los clubes de fútbol gastan aproximadamente 3.000 millones de euros al año en traspasos, triplicándose en el período 1995-2011 el número de traspasos en el fútbol europeo y multiplicándose por siete el desembolso de los clubes en fichajes, pero muy poco de este dinero llega a los clubes más modestos o al fútbol aficionado. La Comisión Europea aboga por un sistema que corrija la situación actual, en la que los gastos más cuantiosos se concentraron en un pequeño número de clubes que cuentan con los mayores ingresos o con el respaldo de inversores muy acaudalados, aumentando los desequilibrios existentes entre quienes tienen dinero y quienes no, dado que a los clubes modestos y al deporte de aficionados, que son esenciales para que despunten nuevos talentos, solo llega menos del 2% de la cifra que representan los traspasos.