La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha puesto en marcha una nueva iniciativa para mejorar la supervisión de las entidades que prestan servicios de inversión. Para ello, ha elaborado, por primera vez, un mapa de riesgos y de cumplimiento de las normas de conducta de las entidades que prestan servicios de inversión en España. Este mapa de riesgos se convierte en una herramienta fundamental de información sobre los productos que las entidades están vendiendo entre su clientela, así como la forma en que se están realizando esa comercialización. La finalidad que persigue la CNMV con esta iniciativa es anticiparse en su acción inspectora y supervisora y reforzar la defensa efectiva del inversor.