Los trabajadores cuya retribución consta de un salario base más una comisión en función a ventas obtenidas por el trabajador, deberá tenerse en cuenta en las vacaciones anuales retribuidas.

El  Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha hecho pública una sentencia, de fecha 22 de mayo de 2014 (asunto C-539/12, Lock vs. British Gas Trading. El caso versa sobre el Sr. Lock, trabajador de una compañía de ventas de energía y con una retribución mensual de salario base y de comisión calculada según las ventas realizadas y que  cobra la comisión en el momento en que la empresa realiza el contrato.

El Sr. Lock realiza vacaciones del 19 de diciembre de 2011 al 3 de enero de 2012. Ese mes su salario está compuesto por el salario base más las comisiones devengadas en semanas anteriores.

Mientras el Sr. Lock estuvo de vacaciones, no pudo obtener nuevas ventas, y por lo tanto no se generaron nuevas comisiones y como consecuencia se vio afectado el salario de los meses siguientes.

El Sr. Lock, interpone demanda ante el Employoment Tribunal de Reino Unido, reclamando retribución impagada por vacaciones anuales. El tribunal del Reino Unido realiza la pregunta al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, si la comisión de un trabajador que habría obtenido en sus vacaciones debe tenerse en cuenta para el salario de esas vacaciones.

El Tribunal de Justicia recuerda que, según la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de noviembre de 2003, un trabajador debe percibir su retribución ordinaria durante las vacaciones anuales. La justificación de estas vacaciones retribuidas es que durante ese tiempo de descanso el trabajador goce de una situación comparable a los períodos de trabajo desde el punto de vista del salario.

El tribunal alegó que el trabajador había recibido durante las vacaciones comisiones además del salario base. El tribunal consideró que la argumentación no era aceptable, ya que las comisiones recibidas eran de un trabajo de meses anteriores y el no generar comisiones durante las vacaciones le provoca una desventaja financiera diferida que sufre en los salarios siguientes.

Por lo tanto el trabajador no puede ver disminuido el salario en sus vacaciones. Ya que todo ello puede llevar al trabajador a desistir de realizar efectivamente su derecho a disfrutar de las vacaciones anuales retribuidas, ya que las comisiones le generan un 60% de los ingresos.